Sultana a pesar de todo

Caracas llega al aniversario 450 de su fundación sumergida en una crisis económica, política y social, quizás inédita, pero al mismo tiempo con un abanico de interesantes iniciativas que invitan a redescubrirla y revalorarla.

A los problemas de sobrepoblación, falta de planificación urbana, déficit en los servicios públicos e inseguridad, la capital ahora suma el éxodo de sus habitantes, y el abandono de los que aún residen en ella. Es esa realidad la que ha movido a grupos de ciudadanos a recuperar los espacios que le han sido arrebatados, producto de lo que parece “un desmantelamiento sistemático de la vida en común tal y como se le conocía”, asegura Zulma Bolívar, presidente del Instituto Metropolitano de Urbanismo de la Alcaldía Metropolitana de Caracas.

Esa reconquista de espacios se ha unido a fórmulas de emprendimiento que ofrecen opciones a una sociedad ávida de esparcimiento.

Las alternativas para recorrer la ciudad abundan y son tan diversas como el ingenio de sus emprendedores. Caracas es una ciudad que resiste.

1. Pioneros de la “locura”

En la década de los ochenta y hasta mediados de los noventa, era normal en Caracas ver turistas extranjeros peregrinar en grupos para conocer los distintos sitios históricos y emblemáticos que la urbe ofrecía. Esas escenas desaparecieron con la llegada del nuevo milenio.

El turismo foráneo mermó y las visitas guiadas dejaron de ser una actividad económica redituable, así lo recuerda Dervis López, director de la Fundación Historia, Ecoturismo y Ambiente, quien el 15 de julio de 2007, junto con otras 10 personas comenzó una iniciativa que algunos calificaron de “locura”.

“Muchos nos advertían de los peligros que corríamos al caminar por lugares como el centro, por la inseguridad. Nos decían que estábamos locos, que ahí no había nada interesante que ver”, recuerda López. Cuenta como anécdota que las primeras rutas eran gratis: “Nosotros pagábamos todo, hacíamos un recorrido cada dos meses”.

Hoy disponen de 25 rutas, con programación todos los fines de semana, que van desde el casco histórico, El Calvario, La Pastora, el Camino de los Españoles y el Ávila, en donde realizan montañismo. Todos los recorridos tienen un enfoque temático, producto de una investigación profunda, que combina lo anecdótico con lo estrictamente documental. El éxito los ha llevado a expandirse a La Guaira y Barlovento.

López insiste en que su principal propósito es enseñar historia a través del turismo, como una forma de generar arraigo en las personas. “Nacimos con el interés de recuperar la tradición oral, culinaria y ambiental de Caracas. Cada ruta es un taller, con datos únicos”, concluye.

Datos. Las visitas se realizan a pie. Costo: de Bs 5.500 a Bs.15.500, que incluyen guiatura, primeros auxilios, información histórica y transporte. Contacto: Twitter e Instagram @fundhea.

2. Un paseo para contar

En 2013 surge Urbanimia, con la novedad de hacer paseos con interacción de los participantes. El proyecto cerró cuando su creadora Stefany Da Costa emigró en febrero de 2016, pero el concepto se mantuvo y mutó a lo que ahora se conoce como “Te Paseo y Te Cuento”.

“Contamos historias, anécdotas, con las que logramos que la gente se empodere de su ciudad, que está allí esperando por ser descubierta”, afirma Sofía Selgrad, una de sus fundadoras.

Selgrad es una entusiasta, que ve su ocupación como una manera de hacer activismo para la conciencia y educación ciudadana: “Conseguimos una oportunidad de reencontrarnos. Es una necesidad que se ha incrementado en los últimos años, el arraigo, entender lo que somos a partir de una ciudad que sigue allí, que resiste, pese al abandono”.

Datos. Ofrecen paseos por 15 rutas. Trabajan con un cronograma mensual, realizan visitas guiadas todos los fines de semana, a precios módicos, además de rutas privadas para empresas y particulares. Contacto: Twitter @Tpaseoytcuento y Facebook: Te Paseo y Te Cuento.

3. Fotografía e inspiración

Las redes sociales son poderosas herramientas de difusión, hecho que se potencia en el sector turismo. Eso lo sabe bien LuisRa Bergolla, propulsor de la iniciativa @CCSen365, proyecto nacido gracias a la inspiración del recordado arquitecto William Niño Araque. Parte también de la necesidad de obtener “la experiencia de descubrir la ciudad en íntimo”, como explica Bergolla, impulsor del “Reto movilgráfico Caracas en 365”.

La idea es realizar un recorrido a los 364 edificios que propuso Niño Araque en su mítica guía de Caracas, mientras se comparte la historia, anécdotas del lugar y se toman fotografías que después son publicadas en las redes sociales. “La fotografía es una excusa para reconquistar la identidad, experiencia ciudadana. Esto contribuye a ampliar nuestro mapa de la ciudad, nos lleva más allá, a compartir identidad y cultura. Muchas de nuestras edificaciones son, en sí mismas, documentos históricos”, relata Bergolla.

Son rutas largas (duran cinco horas), en las que se visitan alrededor de ocho edificios, se hacen a pie, pues lo que pretenden es “la contemplación de la realidad urbana”.

Datos. Es un paseo con un componente arquitectónico, que aunque no especializado, sí está muy documentado, abierto al público en general, a partir de los 20 años de edad. Aunque el año pasado todos fueron gratuitos, ahora se ofrecen algunos paseos por Bs 4.000. Contacto y programación: Twitter e Instagram @CCSen365.

4. Arquitectura que educa

William Niño Araque fue un arquitecto reconocido por su intensa labor de difusión de las riquezas del paisaje urbano caraqueño, es por esto que 2009, atiende una invitación de la Alcaldía de Chacao y se suma a Arquitours, proyecto que bajo la premisa de realizar visitas guiadas por estructuras icónicas dentro del municipio, ofrecía una opción económica de distracción y cultura. Sin embargo, la actividad se paralizó en 2010, tras su fallecimiento. Pero fue retomada en 2012, ahora encabezada por María Eugenia Bacci, que integró a otros dos arquitectos: Inés Casanova y Orlando Marín.

Este concepto destaca por ser uno de los pocos impulsados por una alcaldía, hecho que no deja de reconocer Bacci. “Es una iniciativa institucional que se ha mantenido en el tiempo, lo que revela coherencia. Ha existido compromiso y acompañamiento. Eso es digno de celebrarse”, recalca.

Bacci se muestra orgullosa del sostenimiento en el tiempo de la actividad que tiene como fin último educar al participante en la cultura de conciencia y de cuidado del patrimonio: “Conocer para conservar, ese es nuestro aporte en la búsqueda de una mayor sensibilización de la comunidad”.

Datos: En sus orígenes las rutas se hacían en autobús, ahora por un asunto logístico son a pie, un sábado al mes con focos temáticos, con precios realmente económicos. Grupos de 15 personas por visita. Contacto: Twitter @CulturaChacao.

5. La historia del centro

Entre todas las opciones de recorridos guiados por la capital, Voy al Centro destaca por la facilidades tecnológicas que ofrece gracias al diseño de una plataforma digital, el portal voyalcentro.com, que permite, además de conocer Caracas con cinco rutas diferentes, conseguir información de interés como hospedajes, ubicación de centros comerciales, restaurantes, heladerías, bares y estacionamientos.

El portal surgió en noviembre de 2016 por la necesidad de un grupo de emprendedores, como lo refiere José Gregorio Oropeza, director general de la Fundación Voy al Centro. Los paseos tienen la ventaja de estar altamente especializados en un solo sector y abarcan todo el casco histórico, desde la Plaza Bolívar hasta El Calvario, con una duración aproximada de dos horas.

En ninguna de las paradas está previsto el ingreso a los edificios históricos; no obstante, la información facilitada por los guías es bastante nutrida.

Datos: Inscripción Bs 7.840, que puede ser cancelado a través de ticketmundo.com, e incluye banda de identificación, acompañamiento y orientación de dos guías turísticos e hidratación. Existe una ruta hacia Galipán por Bs 20.720. Contacto: voyalcentro.com y el teléfono (212) 564 8390.

6. Ejercicio de ciudadanía

Los vecinos también se han sumado a la causa de reconocer la capital mediante el turismo. En Chacao un grupo de ciudadanos crearon una asociación civil llamada Paisaje, ciudad y ciudadanía, que busca, más allá del emprendimiento económico, reconectar al residente con sus entornos naturales.

Melin Navas, vocera del grupo, define la iniciativa como un medio para “reapropiarse de una ciudad cada vez más distante del propio ciudadano. Atraer al caraqueño hacia sus plazas, su historia, su identidad”.

Datos: Entre otras iniciativas existen combinaciones con ejercicios al aire libre como Biciaventuras, Leer en bici o Ser urbano y Una Sampablera por Caracas, que reúne lo mejor de todas las experiencias. Destaca Gecko Travel, un interesante experimento de observación de aves en pleno Parque del Este, que aprovecha el ecosistema único para estas especies. Más información en el blog https://arquitecturasdelamemoria.wordpress.com/

Edición: Franck Armas/Via:Por JESÚS BARRETO @ALAVISTADETODOS | CORTESÍA DE FUNDHEA/ CCSEN365/ TE PASEO Y TE CUENTO

Comparte este artículo

No Comments

Leave a Comment